Manchakuypi Kay

Artículo: Lugo, destituido por Dios y por el Congreso paraguayo.

Publicado: 2012-06-25

Lugo, destituido por Dios y por el Congreso paraguayo

Por: el Periodista Ricardo Sánchez Serra.

Tengo pensamientos encontrados sobre la situación en Paraguay, en especial sobre el ex presidente Fernando Lugo.

Lugo, ex obispo, renegó de su promesa a Dios y faltó a sus votos sacerdotales. Le aparecieron hijos por doquier y que negaba, engendrados cuando era obispo. Entonces, me pregunto ¿una persona que desafía a Dios, que incumple su palabra, puede actuar de buena fe ante los hombres, ante el pueblo paraguayo?

¿No es inmoral su actitud? Albert Camus señaló "Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo”, y Pablo Castellano redondeó "Para saber si alguien tiene ética, no hay que preguntarle por su carné, sino por su comportamiento."

Mi cuestionamiento va a la persona –que fue suspendido "ad divinis" por El Vaticano-, aunque al fin y al cabo fue elegido constitucionalmente como presidente de Paraguay, rompiendo el hegemonismo de más de 60 años del Partido Colorado, cuyos gobiernos están manchados de corrupción y que acrecienta la pobreza del país.

En el Perú se vaca a un presidente, de acuerdo al artículo 113 de la Constitución, por muerte, permanente incapacidad moral o física, declarada por el  Congreso; aceptación de su renuncia por el Congreso, salir del territorio nacional sin permiso del Congreso o no regresar a él dentro del plazo fijado.

Y, asimismo, por destitución, tras haber sido sancionado por alguna de las infracciones mencionadas en el artículo 117º de la Constitución, que señala: “El Presidente de la República sólo puede ser acusado, durante su período, por traición a la patria; por impedir las elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales o municipales; por disolver el Congreso, salvo en los casos previstos en el artículo 134 de la Constitución, y por impedir su reunión o funcionamiento, o los del Jurado Nacional de Elecciones y otros organismos del sistema electoral”.

Muy fácil

En cambio, sólo por “mal desempeño de sus funciones” en la Constitución paraguaya es muy fácil despedir a un mandatario. Veamos. En la Sección VI “Del Juicio Político”, artículo 225 “Del procedimiento: El Presidente de la República… sólo podrán ser sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de sus cargos o por delitos comunes.

La acusación será formulada por la Cámara de Diputados, por mayoría de dos tercios. Corresponderá a la Cámara de Senadores, por mayoría absoluta de dos tercios, juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados y, en caso, declararlos culpables, al sólo efecto de separarlos de sus cargos…”.

El vicepresidente Federico Franco remplazó a Lugo de acuerdo al artículo 239 de la Constitución paraguaya que dice así: Son deberes y atribuciones de quien ejerce la Vicepresidencia de la República: 1. Sustituir de inmediato al Presidente de la República, en los casos previstos por esta Constitución”.

El Congreso paraguayo destituye a Lugo –por votación abrumadora-, por mal desempeño en sus funciones, debido a que en el último mayo hubo un enfrentamiento entre las fuerzas policiales y los campesinos, en el que murieron 17 personas, once campesinos y seis policías.

¿Ameritaba la destitución y en sólo 48 horas? Ciertamente no, pero se han cumplido estrictamente los procedimientos de la Constitución paraguaya. Ello fue acatado por el propio Lugo con sus históricas palabras que fueron difundidas a todo el mundo: "Esta noche salgo por la puerta más grande de la patria, salgo por la puerta del corazón de mis compatriotas" (ahora ya cambió de parecer). Que sea considerado injusto, “golpe parlamentario”, “porque es de izquierda”, “amañado juicio”, “no le dieron tiempo para defenderse”, todos estos comentarios quedan para los analistas.

Las naciones pueden protestar, retirar embajadores, hacer toda la pataleta que quieran, pero no inmiscuirse en los asuntos internos de un país. Lugo puede o no simpatizarme, pero eso no está en discusión.


Escrito por

Juan Cruz Castiñeiras

Nací en Buenos Aires- Argentina, desde el 2011 radico en Lima - Perú. Los viernes de 10 a 11 am conduzco mi programa radial \"La hora de Juan Cruz\" por Radio Moderna AM 930. También soy encargado de entrevistas del diario \"La Razón\", colaborador en la revis


Publicado en

"Noticias de Perú"

Otro sitio más de Lamula.pe